Aprendiendo a vencer

Hace tiempo escribíamos sobre algunos trucos que os ayudarían a aprobar una oposición. Entre otros artículos podéis leer: «Opositar a policía: constancia y mentalidad ganadora»; o «Trucos para aprobar un examen tipo test». Hoy venimos a trasmitiros, una vez más, la mentalidad, el carácter o las actitudes de aquellas personas que antes que tú, ya lo han conseguido.

Perseverancia

Para conseguir el éxito en cualquier faceta de la vida, hay que ser perseverante, constante, tenaz. Ya sea para ser número 1 en un deporte, o como en este caso, aprobar una oposición, debéis tener las ideas claras. Es decir, pase lo que pase, seguir haciendo lo posible para conseguir vuestro objetivo. Luchar día a día; fijarte metas cortas; y, aunque caigas una vez, levantarte para seguir y así alcanzar tu objetivo final. Que nadie te diga que no puedes hacerlo. Que nada se interponga en tu camino.

 

Una de las cosas que muchas personas no comprenden es que la vida y en este caso, la oposición, no son justas. Todos debéis acostumbraros a ello. Os encontraréis trabas, obstáculos, injusticias. Pruebas demasiado difíciles. Preguntas que no os habéis estudiado, examinadores demasiado exigentes que no os cuentan el nº de dominadas reales que habéis realizado... Todo esto forma parte del juego y lo peor que uno puede hacer es quejarse o abandonar. Puede que esa actitud te haga sentir cómodo pero no va a cambiar nada y será tiempo que has perdido.

El único modo de sacarte el máximo partido, es que te guste lo que haces

Muchos de los personajes de mayor éxito mundial así lo corroboran, ¿por qué no íbamos a poder extrapolarlo a nuestro campo? La oposición no es fácil. Hay pruebas teóricas, físicas, psicotécnicas. No todas se te darán igual de bien, pero sí que puedes cambiar tu mentalidad y sacarle el lado bueno para que así, puedas disfrutar con lo que haces. Le podrás dedicar más tiempo, menos agotamiento mental y consecuentemente mayor rendimiento. No te quejes o desanimes y sí disfruta con cada minuto que pases frente a los libros, en la pista de atletismo o haciendo psicotécnicos. Todos esos momentos tienen algo en común que es bueno. Todos tienen el mismo objetivo y es que consigas ser policía.

Ningún camino fácil conduce a un camino que merezca la pena

A pesar de que parece algo obvio, llegar a obtener lo que anhelamos o deseamos, es difícil. Y es algo que no conseguís entender en muchas ocasiones. Si piensas que el camino será fácil, si piensas que esto es «coser y cantar», si crees que alguno de los que está dentro del cuerpo no ha tenido que derramar sudor y lágrimas para conseguirlo, sinceramente, quédate en casa y disfruta de la vida. :)

Céntrate en tu objetivo

Decía algún sabio que «no se pueden tocar todas las teclas de un piano al mismo tiempo». Esto quiere decir que cuando estás centrado en algo hay otras cosas que no podrás hacer y que tendrás que dejar de lado. Es la realidad de la oposición a policía. Familia, amigos, fiestas, juegos, tienen que quedarse a un lado temporalmente mientras te dedicas a lo que debes. Prepararte al máximo, dedicando el 100 % del tiempo que dispongas.

«No hay razón para tener un plan B, porque te distrae del plan A»

El objetivo es claro, centrarte en lo que quieres. Concentrarte en conseguirlo, ser realista, no dispersarte, distraerte o frustrarte. El importante biólogo James Dewey decía: «Si tienes dos obsesiones, te sobra una». Por tanto, no juegues a intentar varias cosas a la vez. Ve directo al grano y dedica todo tu esfuerzo e ímpetu en conseguirlo. Ahorrarás tiempo, dinero y ganarás efectividad, rendimiento y éxito.

Hay una relación increíble cuando decides con fuerza y te comprometes a llevarlo a cabo.

Es tan fácil como esto: Toma una decisión, haz una elección, decide quién serás. No digas que lo vas a hacer. No digas que tú serías capaz de hacerlo. No hace falta que demuestres las cosas con la voz y sí con los hechos. Sé determinante. No te preguntes qué estás dispuesto a conseguir y sí qué precio estás dispuesto a pagar. Sé consecuente y a por ello.

 

Cuanto antes te mentalices, antes llegarán los resultados.

El éxito no se consigue de la noche a la mañana

Decía Woody Allen: «He tardado diez años en tener éxito de la noche a la mañana». En el mundo de la oposición a policía pasa lo mismo. Nadie aprueba en 1, 2, 3 o 4 meses y quien te diga que sí, ¡miente! El proceso para llegar a ser policía es una carrera de fondo donde no llegarás al final si no tienes claro que tardarás un tiempo en conseguirlo. A veces es un año, a veces dos o tres, pero si lo tienes claro, lo acabarás consiguiendo.

Nadie es mejor que tú, solo se ha convertido en alguien mejor que tú.

Esto quiere decir que debes entrenar para ser un opositor de éxito. No solo en lo físico, si no en todas y cada una de las pruebas. Todos/as los que han conseguido este objetivo no son mejores que tú, estos han dedicado buena parte de su tiempo a poder conseguirlo. El objetivo es que te pongas a su altura y seas capaz de hacer lo mismo.

Escribir comentario

Comentarios: 0