Aniversario 200 de la Constitución " La Pepa" 1812

Aunque no estemos muy acostumbrados a publicar post referentes a aniversarios, hoy lo hacemos, para conmemorar una de las Cosntituciones españolas mas importantes, y la primera del Constitucionalismo español (aprovechamos para felicitar a tod@s los que hoy sea su santo y a todos los Papás). La Constitución española de 1812, conocida popularmente como La Pepa, fue promulgada por las Cortes Generales de España, reunidas extraordinariamente en Cádiz, el 19 de marzo de 1812.

 

Para nuestra formacion es importante, ya que, es de las primeras materias que vemos en nuestra formación. Así que, os dejamos con esta breve información

 

Se le ha otorgado una gran importancia histórica por tratarse de la primera constitución promulgada en España , además de ser una de las más liberales de su tiempo. Respecto al origen de su sobrenombre, la Pepa, no está muy claro aún, pero parece que fue un recurso indirecto tras su derogación para referirse a ella, debido a que fue promulgada el día de San José.

 

 

Oficialmente estuvo en vigor sólo dos años, desde su promulgación hasta su derogación en Valencia, el 4 de mayo de 1814, tras el regreso a España de Fernando VII . Posteriormente se volvió a aplicar durante el Trienio Liberal (1820-1823), así como durante un breve período en 1836-1837, bajo el gobierno progresista que preparaba la Constitución de 1837. Sin embargo, apenas si entró en vigor de facto, puesto que en su período de gestación buena parte de España se encontraba en manos del gobierno pro-francés de José I de España, otra en mano de juntas interinas más preocupadas en organizar su oposición a José I y el resto de los territorios de la corona española (los virreinatos) se hallaban en un estado de confusión y vacío de poder causado por la invasión napoleónica.

 

La constitución establecía la soberanía en la Nación, la monarquía constitucional, la separación de poderes, la limitación de los del rey, el sufragio universal masculino indirecto, la libertad de imprenta, la libertad de industria, el derecho de propiedad o la fundamental abolición de los señoríos, entre otras cuestiones, por lo que "no incorporó una tabla de derechos y libertades, pero sí recogió algunos derechos dispersos en su articulado". Por contra, el texto consagraba a España como Estado confesional católico, no reconociendo ninguna libertad religiosa, y el rey lo seguía siendo "por la gracia de Dios y la Constitución".


Escribir comentario

Comentarios: 0