Psicotécnico Policía Nacional Convocatoria 2014 vs 2015.

A estas alturas nos encontramos ante un periodo de reflexión tras la realización de la temida prueba de psicotécnicos, por lo que desde RdP Formación queremos ofreceros una pequeña comparación entre la reciente prueba y su predecesora en la pasada convocatoria de 2014.

 

Las diferencias entre la prueba de 2014 y 2015 son más que sustanciales. No solo cambia el tiempo indicado para poder resolver la prueba, sino también el número de preguntas, la posible dificultad, el tipo de preguntas y el % de cada una de las cuestiones del test.

 

Son cambios bastante relevantes a tener en cuenta, así que, vamos a desgranarlos haciendo una comparación entre cada una de las pruebas de 2014 y 2015 de la oposición a Policía Nacional Escala Básica. Os recordamos que, en RdP Formación, preparamos todos y cada uno de los tipos de ejercicios que han caído en cada convocatoria. +INFO CURSOS; + INFO MATERIAL DE PREPARACIÓN.


2014

Psicotécnico oficial convocatoria 2014. Respuestas y explicaciones.

2015

Psicotécnico oficial convocatoria 2015. Respuestas y explicaciones.


Semejanzas y diferencias

Al comparar ambas pruebas, nos salta a la vista la primera diferencia tan solo con la lectura de las instrucciones. Recuerda que al enfrentarnos a un psicotécnico, lo primero y más importantes es que leamos las instrucciones con detenimiento tal y como hemos  indicado en el pasado artículo sobre cómo enfrentarnos a pruebas de esta índole.

2014

En esta prueba nos encontramos con un examen de gran extensión que presenta las siguientes características generales:

  • Para el primer ejercicio tenemos un tiempo de 25 minutos.
  • Debemos dar respuesta a un total de 70 preguntas.
  • En el caso del segundo ejercicio se nos ofrecen 17 minutos para completar la prueba.
  • La tarea en esta ocasión, consiste en buscar, dentro de una matriz de datos, los términos de un total de 30 operaciones, comprobando si son ciertas o falsas.

 

2015

Se presenta una prueba bastante diferente respecto a la de la convocatoria anterior. Menos preguntas y tiempos diferentes:

  • Para el primer ejercicio tenemos  19 minutos para completarlo.
  • Debemos dar respuesta a un total de 29 preguntas.
  • En el caso del segundo ejercicio se nos ofrecen 20 minutos para completar la prueba.
  • La totalidad de este apartado se refiere a series de figuras y tiene una extensión de 23 preguntas.

NOTA DE CORTE 2014: 4,984 puntos sobre 10.

NOTA DE CORTE 2015: 4,640 puntos sobre 10.


Tomando en consideración todos los datos, vemos que el tiempo total de la prueba disminuye en 3 minutos y nos enfrentamos a menos de la mitad de cuestiones.

 

Este punto suscita una ineludible reflexión, ¿es más fácil?, pues bien, es una respuesta relativa, puede parecer más complejo realizar tantos ejercicios en poco tiempo, sin embargo, también es preciso analizar la extensión de las preguntas y la tipología de las mismas.

 

Más corto no implica, necesariamente, más sencillo. De hecho, si nos encontramos ante enunciados proporcionalmente más largos o tareas que requieren de planteamientos y operaciones matemáticas con varios términos, puede que, a pesar de la breve extensión de la prueba, el tiempo nos sea insuficiente.

 

Además, en el examen de 2014 las opciones de respuesta fueron 4 y en 2015 solo 3. ¿En qué nos afecta esto? Pues que con 4 opciones, cada respuesta incorrecta resta 0,33 puntos; y en el caso de que haya 3, las respuestas falladas restan 0,5 puntos. Por tanto nos perjudicaría más arriesgar en el segundo caso que en el primero.

 

Como podéis comprobar en las dos columnas de arriba, en el examen de 2015 (donde había menos preguntas, más tiempo para contestar cada una y 3 opciones de respuesta), la nota de corte fue más baja. Esto indica que las  notas fueron más bajas, pese a que en un principio pudiéramos haber supuesto lo contrario.

Fenómenos psicológicos

 

Una vez analizada las características visibles de la prueba, es conveniente reflexionar sobre cómo podemos sentirnos a la hora de acometer este examen:


2014

2015


La extensión de la prueba puede suscitar varias emociones que es preciso identificar y controlar para un buen desempeño en la misma.

  • Cuando comprobamos que solo el primer ejercicio tiene 70 cuestiones y que el segundo 30. Es compresible sentir agobio.
  • Ante una tarea tan larga, pueden asaltarnos pensamientos del estilo No me dará tiempo… me cansaré antes de la mitad y todavía tendré otro ejercicio… Sensaciones de miedo y desesperación debemos mantenerlas a raya, pues pueden conducirnos a una profecía auto-cumplida, esto es, que nos sintamos cansados aunque no deberíamos.
  • Otro pensamiento que puede acecharnos es el que responde al convencimiento de que al ser tan extenso no es necesario contestar todo, por lo que iré a mi ritmo… pues bien, es cierto que hay que ir contestando sobre seguro, pero el tiempo corre y cuantas más respondas de forma correcta mejor.
  • Conforme se agota el tiempo y se aproxima el final podemos ir notando el cansancio, esta vez real, lo que nos conducirá a responder sin pensar demasiado o a no intentarlo. En esos momentos hay que recordar todo el esfuerzo que nos ha costado llegar a ese preciso momento, después podremos descansar todo lo que queramos, pero ahora no toca.

Este examen, por sus características particulares, produce ciertos planteamientos, tales como:

 

  • Si vemos menos preguntas puede que nos auto-convenzamos de que es preciso acertar más. Podemos considerar que tan pocas preguntas, sea debido a que necesitamos contestar todo. Así, es preciso recordar que más vale una bien que 20 erróneas, pues en esta prueba sí penalizan las incorrectas.
  • Otra sensación. Al ser pocas preguntas, podemos ir más despacio, sobre todo porque hay más tiempo para responder cada pregunta. El tiempo y las preguntas se acortan porque alargar la prueba con demasiadas preguntas complejas, no tiene demasiado sentido. Recuerda que dispones del tiempo suficiente para hacer bien el examen con ciertas garantías. Lo más sensato es no recrearse en cada pregunta. Si conocemos la respuesta respondemos, en caso contrario lo dejamos para la segunda vuelta.

Puede parecer que tenemos claro todo esto, pero en esos momentos de alta exigencia mental, el cerebro tiende a buscar una salida para evitar el sobre esfuerzo. Por tanto, en esos momentos no podremos fiarnos de nuestras sensaciones, y será preciso que nos hayamos entrenado antes para usarlas a nuestro favor… ¿Cómo se hace? Estate atento a la web, en breve publicaremos pautas para conseguir ser verdaderos domadores de leones, en lo que a emociones se refiere ;).

EXAMINAR EL EXAMEN

Resulta obvio que cuanto más extensa sea la prueba más diversidad de cuestiones podremos encontrarnos, siendo ello, una buena herramienta que utilizaremos en nuestro beneficio. 

 

Si optamos por hacer el examen siguiendo un riguroso orden de aparición de las preguntas, puede que seamos afortunados y encontremos primero con las que se nos dan bien. Aunque esto es improbable :).

 

Por ello, debemos tener preparada una estrategia también en cuanto a esto.


Si, por desgracia, encadenamos demasiadas cuestiones que no dominamos, puede redundar en una sensación de impotencia y falta de capacidad, que minará nuestra confianza y afectará considerablemente nuestro desempeño en la prueba.

 

Sin embargo, podemos realizar las cuestiones para las que mejor estamos preparados en una primera vuelta, pues si hemos trabajado este área, sabremos que hay cuestiones que somos capaces de realizar con más destreza.

 

Es más, podemos hacer dos categorías. Respuestas que necesitamos pensar y respuestas que no conocemos en absoluto, hacemos una pequeña marca, «?» y «X», respectivamente, para repasar primero las que dudamos y después las que consideramos complicadas, pues el tiempo es valioso y debemos optimizarlo e invertirlo coherentemente, independientemente del número de cuestiones.

 

En este sentido, el examen de 2015, presentaría un extra de dificultad, al tener menos preguntas y darnos poco donde elegir. Aun así estas recomendaciones siguen teniendo vigencia, ya que también hemos de enfrentarnos a un reloj y a penalizaciones por fallos, por lo que optimizaremos nuestras respuestas lo máximo posible en base a este mismo criterio.

 

COMPARACIÓN DE PREGUNTAS TIPO 2014 VS 2015

 

Una vez analizada la diferencia temporal, pasemos a estudiar las preguntas, pues es un factor fundamental para determinar el grado de complejidad de la prueba y que, además, también se relaciona directamente, con el tiempo que nos ofrecen para completarla. 

2014

En referencia a las preguntas, se trata de una prueba muy completa pues en 70 cuestiones es posible incluir tareas de diversa índole, sin embargo, podemos analizarlas y comprobar que:

  • El área más preguntada ha sido matemáticas, pues el segundo ejercicio pertenece a esta categoría por completo. Además, encontramos que hay múltiples problemas de razonamiento matemático en el primer ejercicio.
  • Seguidamente, la categoría más preguntada ha sido la de series alfanuméricas, con varias secuencias, mayoritariamente numéricas.
  • También se ha preguntado en un importante porcentaje sobre figuras, centrándose en razonamiento espacial, pues en su mayoría se trataba de figuras rotadas.
  • Respecto a comprensión lectora, si bien no ha sido un factor especialmente relevante, si podemos encontrar varias cuestiones sobre significado de palabras, antonimia y sinonimia.
  • Por último, reseñar que la memoria no ha estado presente en la prueba.

2015

Respecto al tipo de actividades que tenemos en esta prueba, comprobamos que, a pesar de ser de corta extensión, está bien proporcionada. Así, vemos que:

 

  • El apartado de mayor importancia ha sido el de figuras, pues se destina un ejercicio entero para ello. Sin embargo, a diferencia de la anterior convocatoria, en el primer ejercicio no aparecen cuestiones de esta área.
  • En el segundo lugar respecto a la tipología de preguntas que aparecen, encontramos una importante diferencia con respecto al examen de 2015. En esa prueba compresión lectora no fue un factor evaluado significativamente, mientras que en 2016 ha sido especialmente relevante.
  • También se ha mantenido la importancia de series alfanuméricas.
  • No ha sido así en el caso de matemáticas, donde la aparición de problemas de razonamiento matemático ha sido baja.
  • Memoria vuelve a ser un factor no evaluado en esta prueba.

En resumen, en este artículo hemos analizado dos pruebas oficiales, de años consecutivos, que evalúan diversas capacidades cognitivas, pero con un grado de dificultad parecido. 

 

Las conclusiones extraídas de este análisis nos permiten corroborar que de nada sirve llevar bien preparado un único tipo de ejercicio psicotécnico. Es importante que sepamos aprovechar nuestros puntos fuertes en base a lo que se nos dé mejor, pero siempre centrándonos y tratando de mejorar en los aspectos que más nos cuesten. A esto último es a lo que nos dedicamos en RdP Formación a través de nuestros cursos y libros de preparación, ofreciendo un trato personalizado y una formación de calidad con las máximas garantías ;).

 

Si te ha gustado este artículo y quieres estar al tanto de todas nuestras publicaciones síguenos en Twitter, Facebook,  Instagram o Youtube dale al Like y Comparte ;).

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Quiénes somos

El Rincón del Policía. Web dedicada a la preparación del Proceso Selectivo Escala Básica del Cuerpo de Policía Nacional. Propiedad del Grupo RdP (El Rincón del Policía S.L.)

Teléfono fijo: 911 333 252

Teléfono móvil: 622 730 759

Whatsapp: 622 730 759

Rellene el siguiente formulario para suscribirse al boletín de noticias de RDP Formación.

Pincha en el siguiente botón si quieres recibir todas las noticias
Acceso a Zona Alumnos

Acceso a Zona Alumnos

Acceso Campus Online

Acceso Campus Online



Somos profesionales en la formación para el acceso a FF. CC. SS. Si estás interesado/a en preparar la oposición a Guardia Civil. Accede pinchando en el siguiente botón a nuestra web de El Rincón del Guardia Civil.


contador online