7- Casos prácticos Policía Local- La Detención (Menores de edad) y Procedimiento Habeas Corpus

Descarga
Detención de Menores de edad y Habeas Corpus
supuestos practicos 7.pdf
Documento Adobe Acrobat [208.6 KB]
Descarga

SUBCAPITULO II: LA DETENCIÓN EN MENORES DE EDAD


La detención en menores es distinta a la que se entiende con mayores de edad, y a su vez también varia dependiendo la edad del menor. En todos los casos la detención de menores deberá efectuarse de la forma que menos perjudique a este y estarán obligados a informales, en un lenguaje claro y comprensible y de forma inmediata, de los hechos que se le imputan, de las razones de su detención y de los derechos que le asisten. Deberá notificarse su detención y el lugar de custodia a sus representantes legales y al Ministerio Fiscal.

Un menor de 14 años, según la ley, no tiene ningún tipo de responsabilidad criminal, ni por el C.P. ni por la ley del menor, por ello habría que preguntarse si puede existir la detención.

Realmente a un menor de 14 años se le puede detener, no obstante, esta detención no tiene nada que ver con otras que se hagan con una persona mayor de esa edad.

La detención será exclusivamente para ponerlo a disposición de sus padres, y también nos servirá para valorar de cierta forma, si ese menor de 14 años, está correctamente atendido o tiene algún tipo de problema social y familiar, además las responsabilidades civiles se le podrán cargar a sus responsables.

Pongamos un ejemplo:

“El Sujeto A, menor de 14 años, empieza a tirar piedras contra unos cristales de un escaparate, por lo que los vecinos avisan de forma rápida a la Policía, que se presentan en el lugar y observan al menor realizando dichos daños”.

En tal supuesto, lo más lógico es que el menor deponga su actitud, pero imaginemos que no se inmuta ante la presencia de los agentes llegados al lugar, lo normal sería llamarle la atención y localizar a sus padres, pero a la vez en ese momento no le dejamos irse de allí hasta que no aparezcan sus padres, por lo que en parte, ya lo estamos deteniendo por lo que nos surgen varios problemas a la vez.

Un menor de 14 no esta obligado a tener el DNI, por lo que lo que intentaremos conseguir sus datos para proceder a identificar a sus padres, avisarles de lo ocurrido y lo vengan a buscar.

En todo caso, al no existir mayor problema, se identifica posteriormente a sus padres para que el perjudicado pueda solicitar responsabilidades civiles sobre ellos. De ser un problema mayor, podría darse cuenta al ministerio fiscal. Además hay que tener especial cuenta si se detecta algún tipo de problema del menor con los padres, para avisar a los servicios sociales.

Los mayores de 14 años y menores de 18 años son responsables penalmente, y en base a los delitos tipificados en el C.P., no obstante, las penas que correspondan, serán aplicadas en relación a la Ley 5/2000, de 12 de enero, reguladora de las responsabilidad penal del menor.

Los menores tienen los mismos derechos que los mayores de edad y además, hay que evitar, en la medida de lo posible, el uso de grilletes, vehículos policiales y en todo caso, acercamientos con detenidos mayores de edad.

En la detención de un menor habrá que avisar de forma inmediata a sus representantes legales y al Ministerio Fiscal, que será el que decida, ante la gravedad de los hechos, si ponerlo en libertad o dar cuenta al Juez de menores.

Si se procede a tomar declaración al menor, además de su abogado han de estar presentes sus padres o tutores, salvo que sea perjudicial porque estén directamente involucrados en el ilícito penal.

La detención de un menor no podrá durar nunca más del tiempo estrictamente necesario para la esclaración de los hechos, y en todo caso un plazo máximo de 24 horas tendrá que ser puesto en libertad o a disposición del Ministerio Fiscal que tendrá que resolver en un plazo máximo de 48 horas, a partir de la detención, sobre la libertad del menor o bien la desestimación o incoación del expediente, poniéndolo a disposición del Juez de menores.

En resumen, cuando exista un menor de edad por medio, tomaremos las máximas precauciones y velaremos de forma más exhaustiva por su protección y derechos. En todo momento el Ministerio Fiscal dirigirá la instrucción y decidirá sobre la medida que tomar con el menor, a diferencia que ocurre con los mayores de edad.

 

 

SUBCAPITULO III: HABEAS CORPUS

El Habeas Corpus puede ser solicitado por el privado de libertad, cónyuge, descendientes, ascendientes, hermanos o, en su caso, representantes legales del afectado como el Ministerio Fiscal, el Defensor del Pueblo o el propio Juez Competente.

El procedimiento tiene por finalidad obtener la inmediata puesta a disposición de la Autoridad judicial, de cualquier persona, presuntamente, detenida ilegalmente. Entendiéndose como ilegal cuando en su detención no concurren los supuestos legales o sin cumplirse las formalidades y requisitos exigidos por la ley.

Toda Autoridad, Agente o funcionario tiene la obligación de poner en conocimiento de la Autoridad Judicial competente, cualquier solicitud de “Habeas Corpus” que se le haya formulado bajo su custodia, se den o no los requisitos de la misma, para que así el Juez, con audiencia del Fiscal, examinen el proceso y dicten auto ordenando la incoación o denegación de tal solicitud.

En la incoación del procedimiento, el Juez ordenará, sin demora, que se ponga al detenido ante él y para resolver se entrevistará con el detenido, o su abogado, escuchará también al Ministerio Fiscal y posteriormente a la Autoridad, agente o funcionario que hubiese practicado tal medida, que deberá justificar su proceder.

Todo el procedimiento ha de durar como máximo de 24 horas. Pasadas la mismas, el Juez dictará AUTO MOTIVADO con resolución.

Cuando el procedimiento sea solicitado por un menor de edad o una persona legalmente atribuida para hacerlo, el competente para resolverlo será el Juez de Instrucción del lugar donde se encuentre custodiado.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

  • loading
(0)

Subtotal: 0,00 €

Ver mi compra

El carrito está vacío.